Todo lo que debes saber al diseñar las gráficas de un stand

9 junio 2016|Marketing Ferial|

Las gráficas son una de las partes más importantes de un stand, ya que son las que vestirán la estructura, haciéndola atractiva para los clientes. Es por eso que deben diseñarse con especial atención para que cumplan sus dos objetivos principales: atraer e informar.

Una gráfica bien diseñada puede ser un factor diferencial en tu stand, llegando a compensar deficiencias estructurales o de presupuesto. Sin embargo, de la misma forma, una gráfica mal diseñada puede desmerecer un gran proyecto.

Las gráficas usadas en feria tienen distintas peculiaridades que hay que tener en cuenta:

  • Área visible

Uno de los fallos más comunes en estas gráficas se corresponde con el área visible. Esto se divide en dos vertientes.

La primera es el margen inferior. Generalmente las gráficas del stand nacen desde el suelo, teniendo por tanto un gran margen que queda lejos del campo visual óptimo de los visitantes.

El campo visual humano tiene 120 grados, pero el campo óptimo de visión es mucho menor, siendo de 55 grados nada más (como se puede ver en la imagen).

Todo lo que debes tener en cuenta al diseñar las gráficas de un stand

Esquema del campo visual humano, donde se ve el rango óptimo de rotación del ojo

Para no entrar en muchas complicaciones, lo importante es tenerlo en cuenta, y es recomendable, por tanto, dejar un margen inferior de al menos 30 centímetros sin contenido.

El otro aspecto a tener en cuenta será el mobiliario que coloquemos en el stand. El mostrador, las mesas, sillas e incluso los productos que expongas taparán parte del stand.

Aunque estas áreas se pueden usar (siempre que no estén totalmente tapadas, por ejemplo, con una mesa pegada a la pared) no es recomendable poner mensajes importantes en estas áreas, ya que pasarán desapercibidos.

  • Minimalismo – optimizar impacto

Otro error que se suele cometer en estas gráficas es la sobrecarga de información. Al querer comunicar al cliente todo lo que ofreces, todos tus productos, valores, etcétera, se consigue el efecto contrario.

El visitante en una feria se encuentra con cientos de alternativas que pueden resolver su problema, por tanto, si no puede identificar en dos o tres segundos qué ofreces, obviará tu stand y se dirigirá a tu competencia.

Además, la feria es de por sí una amalgama de mensajes, colores y formas. Por esto mismo, muchas veces lo que capta la atención del visitante es un espacio limpio y con un mensaje claro.

Por todo esto, es recomendable hacer gráficas simples, con titulares no muy largos que expliquen quien eres, y con el logo de tu compañía bien visible.

  • Calidad imagen

Las gráficas de un stand siempre tienen algo en común: son grandes. Muy grandes.

A la hora de seleccionar las imágenes a poner en el stand, hay que tener en cuenta esto, ya que no todas las fotos son válidas. Es posible que imágenes que sueles usar para la publicidad de tu producto no tengan la calidad suficiente para ponerlas en una gráfica de dos metros.

Lo idóneo es tener esto en cuenta antes de seleccionar las imágenes a usar para el marketing del producto o empresa. Si ya es tarde, siempre se puede recurrir a nuevas imágenes o soluciones gráficas que no estiren de más la foto.

Ten en cuenta que aunque en pantalla se pueda ver bien, si la foto no tiene la resolución necesaria, a la hora de imprimirla se verá pixelada, dando un mal aspecto a tu stand.

  • Tipografía: tamaño y contraste

El último punto a tener en cuenta es la letra, donde lo más importante es que se lea bien.

Está bien usar tu letra corporativa, siempre que sea una tipografía legible. Además, es recomendable no usar fuentes caligráficas, puesto que suelen ser más difíciles de leer.

Además de la tipografía, es importante que el tamaño de la misma sea adecuado.

Lo recomendable es usar un tamaño que sea legible al menos a dos metros de distancia y, lógicamente, incrementar el tamaño según la importancia del mensaje. Según como esté situado tu stand puede verse a mucha distancia, y es importante que se pueda leer lo más importante desde cualquier punto en el que se vea.

Por último, aunque no menos importante, es recomendable usar fondos monocromáticos que contrasten con el color de la letra. Si no sabes qué color es el idóneo para destacar tu texto, una buena solución es fijarse en colores complementarios, que son los opuestos en el círculo cromático.

Todo lo que debes tener en cuenta al diseñar las gráficas de un stand

Círculo cromático destacando los colores complementarios que usamos en Tridente

Si decides usar una imagen, procura que el contraste con el texto sea elevado, ya que en caso contrario dificultará la lectura, y dará igual que el tamaño sea el adecuado.

Conclusión

Las gráficas en tu stand pueden ser un valor diferencial que hagan destacar a tu empresa por encima de la competencia. Para ello, es importante planificarlas bien e integrarlas en el diseño desde el primer momento, optimizando así el resultado.

Si te interesa el marketing ferial y quieres que te avisemos del próximo post, puedes suscribirte a nuestro blog aquí.

Deja un comentario