Cómo evaluar la asistencia a una feria

Una de las primeras cosas a tener en cuenta al activar un plan de marketing ferial es la selección de ferias o congresos a los que asistir. Esta decisión es importante (especialmente cuantas más de ferias haya en tu sector) ya que tendrás que elegir la que mejor se adapte a tu empresa.

Para elegir la feria – o ferias – más adecuada, hay que fijarse en una serie de factores:

 

Los expositores

Un primer indicador será ver que expositores han confirmado ya su asistencia a la feria. Busca en el listado tanto a las empresas de tu competencia empresas que den servicios complementarios.

Por poner un ejemplo, si ofreces soluciones de pago online para e-commerce, y en una feria ves expositores dedicados tanto a ese pago como al envío logístico de productos, es posible que esa feria sea interesante.

Es también importante fijarse en los productos expuestos, ya que es posible que estas empresas cubran necesidades que no tengan mucho que ver con tu negocio, a pesar de trabajar el mismo mercado. Esto es habitual, por ejemplo, en el sector médico, donde los congresos suelen tratar especialidades muy concretas.

 

El perfil del asistente a feria

Este es otro de los aspectos fundamentales a valorar. Esta información la suele dar la feria en base a la asistencia de años anteriores, y te dará información fundamental de si vamos a encontrar a nuestro  cliente objetivo en la misma.

El perfil no debe basarse sólo en factores demográficos, sino que es importante tener en cuenta también el perfil profesional de la persona, así como, lógicamente, su capacidad de decisión en la compra.

Analizando estos datos podrás identificar las ferias que tienen un mayor potencial de retorno de la inversión. Y es que aunque este – El ROI – depende también de otros muchos factores, exponer ante un público equivocado lo puede reducir drásticamente.

 

Evolución e historial de la feria

Otra de las variables a tener en cuenta es la historia de la propia feria. Esto será más fácil de analizar cuantos más años lleve la feria activa.

Con el historial en la mano, puedes buscar las ferias que tengan un mejor comportamiento expansivo, que será un claro indicador de que la feria funciona.

Es importante tener en cuenta en el análisis los aspectos externos a la feria. Teniendo en cuenta la reciente crisis económica, será habitual ver como muchas ferias habrán bajado mucho entre 2009 y 2013. Lo importante en estos casos será ver si hay una recuperación de los niveles pre-crisis.

 

Localización

Un aspecto que en ocasiones puede ser menos importante, pero también debemos valorar, es dónde es la feria.

Por norma general, si existe una feria especializada en una ciudad concreta es porque en ella existe un mercado acorde. Sin embargo entre todas las ferias disponibles tendremos que hacer una selección.
Para ferias nacionales tendrás que tener en cuenta los gastos adicionales que te acarrearán tanto el transporte de materiales y el desplazamiento de personal.

Contando con estos factores, es posible que te compense asistir a una feria más pequeñapero cercana que a una de mayor tamaño más lejos.

Para el ámbito internacional, además de los factores anteriores, tendrás que considerar el idioma.

Si valoras asistir, por ejemplo, a una feria en Alemania, será bueno tener materiales de comunicación tanto en alemán como en inglés.

Además, tendrás que tener en cuenta que después de la feria es posible que te contacte gente en ese idioma, por lo que tendrás que ver si alguien en tu empresa puede atender esas peticiones. En caso contrario, siempre puedes acudir al inglés, que es el idioma de negocios establecido a nivel internacional.

 

Costes vs presupuesto

Por último deberás valorar los costes de una feria teniendo en cuenta el presupuesto con el que dispones. Además de los costes ya mencionados de transporte si te vas fuera de tu ciudad, hay ferias que tienen mayores costes que otras.

Este aumento del precio se da principalmente a través del alquiler del espacio, la partida más cara, pero también varían los precios en todos los servicios feriales añadidos (puntos de cuelgue, wifi, limpieza, etcétera).

 

Conclusión

Seleccionar las ferias de tu plan ferial muchas veces puede ser una tarea más compleja de lo que parece, especialmente si existe una gran variedad de oferta.

Un buen análisis a la hora de decidir a qué feria ir puede mejorar en gran medida tus resultados, a la vez que optimizar tu inversión en base a las necesidades de tu empresa.

Y si te interesa el marketing ferial, suscríbete aquí a nuestro blog y te avisaremos cuando publiquemos el siguiente post.

Deja un comentario