El Funnel Ferial, Parte 1: Por qué el ROI no es suficiente para medir los resultados

4 diciembre 2015|Marketing Ferial|

No hay mucha gente que dude de la necesidad de medir los resultados que produce una feria. Al fin y al cabo, es una inversión, ¿quién no quiere saber si la inversión funciona?

El ROI, de una forma básica, responde a esta pregunta. Pero si queremos saber qué es lo que no funciona (o lo que sí) dentro de nuestro plan ferial, deberemos profundizar más en el análisis.

POST RELACIONADO: Incrementa tu ROI disminuyendo tus gastos colaterales

Por qué debo analizar más a fondo

Con el ROI sabremos la rentabilidad, en porcentaje, que le hemos sacado a una inversión. Luego comparamos ese porcentaje con el resto de inversiones, y decidimos cuales son rentables, y cuáles no.

Ponte que estás en el caso de que tus últimas participaciones en feria no han ido bien. Sin embargo, asistes a ferias especializadas, y en ellas están también tus principales competidores. ¿Qué posibilidades hay de que a todos les vaya igual que a ti y sigan acudiendo? Pocas.

Lo que el ROI no nos dice es por qué una inversión es más o menos rentable. En cualquier actividad, y más en marketing ferial, hay muchísimos factores que pueden afectar al resultado final, y sin un análisis algo más profundo no sabremos cuales son ni, ante todo, como ponerles remedio.

Para profundizar a este nivel, tendremos que dividir la feria en las fases por las que pasa el cliente, identificar que hacemos en cada una de ellas y medir la efectividad. O lo que es lo mismo, crear un funnel.

Qué es un funnel

El funnel, que en español se traduciría como “embudo”, es una herramienta clásica que se utiliza para presentar, en forma de diagrama, las distintas fases por las que pasa un prospecto o cliente potencial.

Cada una de estas fases define igualmente un área de trabajo independiente, de tal forma que cada etapa pueda ser analizada y trabajada de forma independiente.

Las fases del funnel

Estas fases dependen de muchos factores (basta una simple búsqueda en Google Imágenes para verlo). Sin embargo, si tuviéramos que elegir las etapas más generales (y estas dentro del ámbito más clásico, que es el marketing), podrían ser las siguientes:

  1. Consciencia
  2. Consideración
  3. Intención
  4. Compra
  5. Lealtad
  6. Evangelismo

Cómo aplicar un funnel al ámbito ferial

Esto lo trataremos en el siguiente post. En el podrás ver un ejemplo de funnel, cada una de las fases que lo componen y cómo utilizarlo para descubrir qué está funcionando y qué no en tu plan ferial.

Si quieres estar enterado de las novedades, y que te avisemos cuando publiquemos el siguiente artículo, puedes suscribirte a través de este link.

Deja un comentario