Qué elementos tiene que tener un stand

2 febrero 2016|Marketing Ferial|

A la hora de acometer un proyecto de stand, una de las primeras preguntas a responder serán las necesidades que tengas. Estas necesidades serán las que moldeen el diseño posterior, así como el presupuesto final. Conocer estas necesidades desde el principio hará que las propuestas de diseño estén mucho más ajustadas desde el principio.

Almacén

Una de las necesidades más básicas y comunes. Sea como sea tu proyecto, lo más posible es que necesites guardar cierta cantidad de material, ya sea comercial, comida, bebida, ordenadores…

Conociendo, aproximadamente, cuanto material necesitarás en la feria, podrás planear tener un almacén más o menos pequeño. De hecho, si llevas poco material, puede que sea suficiente llevar un mueble tipo mostrador con puertas y llave donde guardar tu material (reduciendo considerablemente el coste de tu stand).

Zona comercial

Otro paso fundamental será definir tu zona comercial. Esta debe adaptarse a las características de tu marca o producto, que definirán si será una zona más abierta o cerrada, o más formal o informal.

Esta definición tendrá especial importancia en el diseño del stand si necesitas zonas de reunión privadas, ya que estas deben ir integradas en el mismo diseño para darle esa privacidad necesaria. En el caso contrario, para una zona comercial abierta, basta dejar un espacio libre para colocar posteriormente ahí el mobiliario necesario.

>>  ¿Quieres saber todo lo que podemos hacer por ti?  <<

Paredes

Salvo que tu espacio tenga una configuración de isla, sin vecinos en ninguno de los cuatro lados que delimitan tu stand, deberás planificar el levantamiento de paredes.

Esto parece obvio, y siéndolo, un detalle que a veces puede pasarse por alto es la altura máxima permitida.

Esta medida nos da lo altas que podrán ser nuestras paredes, y es un concepto que puede variar entre recintos feriales y, especialmente, entre espacios de congresos y hoteles.

¿Y por qué es importante tenerla en cuenta? Principalmente porque siempre deberás usar esta altura máxima. La razón es que, muy probablemente, los stands contiguos al tuyo hagan uso de esta altura. Si tú no la usas, te encontrarás con una pared que sobresale por detrás de tu stand, dándole un mal aspecto al mismo.

Otra razón para consultar esta medida es si tienes un stand en propiedad que planifiques reutilizar. Se puede dar que tu stand supere la altura máxima permitida para un determinado evento, así que si no consultas esto con antelación puedes encontrarte con un stand que no te dejan usar, y sin tiempo de planificar uno nuevo.

Mostrador

El mostrador, aunque no pueda parecerlo, es un elemento clave en el diseño del stand. Ten en cuenta que, tanto su forma y tamaño como su posición, pueden determinar el diseño del resto del stand.

En el caso de contar con un mostrador pequeño su importancia disminuye, pero si lo consideras un elemento fundamental y planificas una presencia acorde, es sin duda un aspecto primordial a tener en cuenta.

Suelo

La elección del suelo generalmente depende de criterios estéticos (una tarima elevada da mejor imagen que una moqueta). Sin embargo, también te puedes encontrar casos en los que las necesidades del stand pueden definir esta elección.

Si, por ejemplo, piensas poner varios puestos con ordenadores o pantallas, necesitarás una tarima elevada que te permita ocultar el cableado necesario. Esto mismo aplica si tienes, por ejemplo, una barra de bar que necesite de electricidad.

Estos son los elementos principales de un stand. A partir de aquí, podrás añadir audiovisuales, gráficas, barra de bar, juegos, zonas de reunión… Todo dependerá de las necesidades más concretas de tu proyecto de marketing ferial.

¿Quieres saber más?
Infórmate y obtén gratis nuestra guía de consejos








Deja un comentario