Cómo aprovechar la realidad virtual en tu stand

11 enero 2018|Marketing Ferial|

La realidad virtual ha llegado al mundo ferial. Y lo ha hecho para quedarse. Sólo hace falta ver como cada año hay, en una misma feria, más y más stands que aprovechan esta tendencia en su stand para mejorar la comunicación de su marca y/o productos.

Hace poco tiempo esta tecnología estaba reservada a las grandes marcas y stands. Además, era raro verla fuera de ferias del sector tecnológico. No fue de hecho hasta el año pasado cuando Facebook o HTC presentaron sus gafas de realidad virtual.

La famosa foto de Mark Zuckerberg presentando sus gafas de Realidad Virtual, el Oculus Rift

El Mobile World Congress de 2016 fue sin duda el punto de inflexión. Este fue el momento en el que la realidad virtual, que pasó a ser utilizada globalmente.

El mundo ferial no tardó en ver las inmensas posibilidades de esta herramienta, en especial algunos sectores. Por sus características, aquellas empresas que intentan comunicar una experiencia (por ejemplo, empresas del sector turismo) o mostrar un producto final que no puede estar en el stand (por ejemplo, el sector de la construcción).

Cómo aprovechar la realidad virtual

1. Crea una experiencia

Muchas empresas basan su producto o marca en una experiencia y, como tal, son difíciles de comunicar en una feria. Más aún si su producto es una experiencia.

El ejemplo más claro de productos que son una experiencia en sí la encontramos en el sector turismo. Tanto las agencias de viajes como los lugares de turismo venden una experiencia.

Otro buen ejemplo aplicable al mundo ferial es una marca de relojes. Habrá marcas que en vez de hablar de la precisión, diseño o ingeniería, centren su marca en vender un estilo de vida.

Gracias a la realidad virtual, podrás crear una experiencia inmersiva adaptada a tu marca, tu producto o tu stand. Incluso puede que a todos ellos a la vez.

Haz que los visitantes a tu stand experimenten de primera mano tu mensaje en vez de tener tú que contárselo. De esta forma conseguirás que te recuerden mejor y mejorarás la imagen que se llevan de tu empresa.

2. Muestra tus productos

Hay productos que no son fáciles de mostrar en una feria. El mejor ejemplo, sin duda, es todo lo relacionado con la vivienda y construcción. Gracias a la realidad virtual, podrás enseñar cualquier casa como si la estuvieras visitando en persona, y sin moverte de tu stand.

Este ejemplo se puede traspasar a otros sectores, como por ejemplo infraestructuras o cualquier tipo de fabricación (enseñando tu fábrica aunque esta se encuentre en el otro lado del mundo).

Mostrando lo que vendes, o cómo lo haces en el caso de la fabricación, te ayudará a reducir la incertidumbre del visitante. Muchos negocios online descubrieron que este era uno de los principales obstáculos que tenían, ya que el cliente no podía ver y tocar el producto.

El mundo ferial no es diferente en este aspecto. La feria es una posibilidad idónea para acercar el producto, pero esto no siempre es posible. Si, en tu caso, no puedes llevar lo que vendes a la feria, mostrarlo a través de la realidad virtual es sin duda la mejor solución.

3. Úsala como gancho para atraer gente

Ahora mismo, la realidad virtual sigue siendo algo novedoso. Esto hace que tenga un gran poder como herramienta de marketing.

Si la realidad virtual forma parte de tu stand, asegúrate de sacarle el máximo partido. Convierte la novedad en el punto angular de tu marketing pre-feria. Así te asegurarás un buen gancho para tus comunicaciones, ya que hablarás de lo que ofreces, pero de una forma diferente.

De todas formas, como ya hemos comentado en este blog, tener un stand lleno no es sinónimo de éxito.

Tendrás que asegurarte, por un lado, de que los visitantes coincidan con el perfil de tu cliente potencial. Para ello, es mejor usar, siempre que sea posible, un reclamo lo menos generalista posible.

Por otro lado, tendrás que planificar bien tu funnel ferial, de tal forma que puedas convertir todos esos visitantes en leads y, finalmente, en clientes. De nada sirve tener una cola de espera en tu stand si no rentabilizas la atención conseguida.

Es recomendable establecer de antemano el proceso para tratar de convertir a estos visitantes en futuros clientes para tu empresa. De esta forma, todo el mundo en tu stand sabrá si coger los datos personales antes o después de la experiencia, cual mostrarles si hay más de una o cómo enfocar la charla comercial posterior.

Cómo implementarla en tu stand

Implementar un proyecto de realidad virtual en tu stand no es tan complicado como pueda parecer. Lo que sí tienes que tener en cuenta es que desarrollarlas lleva tiempo.

Las aplicaciones de realidad virtual están desarrolladas a medida, por lo que, según el proyecto, pueden llevar varias semanas.

Además, tu stand tendrá que estar adaptado a este dispositivo. Tu proveedor de stands necesitará saber el tamaño de la zona, si hay un diseño especial, necesidades de enchufes y wifi, etc.

En el aspecto físico, esto es, el dispositivo, existen muchas posibilidades en el mercado. Las más habituales suelen ser también las más famosas, como Oculus Rift, HTC Vive o Samsung VR Gear. Todas ellas tienen un precio similar (el VR Gear de Samsung sólo cuesta 99 euros, pero requiere un teléfono para funcionar, lo que iguala el coste total), así como un funcionamiento también parecido.

Por último tendrás que reservar un espacio apropiado en tu stand. Aquí lo más importante es que sea una zona diáfana y delimitada. Ten en cuenta que si el usuario tiene que moverse, no podrá ver su entorno.

El tamaño de la zona lo definirá lo que vayas a mostrar. Un juego completo necesitará bastante sitio, mientras que un simple vídeo en 360 grados no tanto. De hecho, si lo que vas a mostrar es, por ejemplo, una visita guiada a una casa, lo podrás hacer en la misma zona comercial del stand.

Si creas un espacio, puedes ambientarlo con la temática de lo que vayas a mostrar en la realidad virtual. Esto ayudará tanto al usuario a conseguir una mayor inmersión en la simulación como a atraer más visitantes que vean una zona bien preparada.

Un ejemplo de esta ambientación sería una empresa de viajes de aventura que va a mostrar un viaje en ala delta. La empresa podría crear una estructura para “colgar” a los visitantes mientras vuelan con sus gafas de realidad virtual. incluso, para un toque aún más inmersivo, se podría simular el viento colocando ventiladores alrededor de la zona de realidad virtual.

Conclusión

Es posible que en tu sector se esté empezando a ver el uso de la realidad virtual. Eso será un claro indicativo de que no debes quedarte atrás – siempre que esta encaje con tu producto.

Si, por el contrario, su uso aún no se ha extendido, estarás ante una gran oportunidad. Investiga la opción de incluirla en tu plan ferial y conseguirás destacar por encima de la media en la próxima feria.

Como ves, opciones hay muchas y todo dependerá de tu proyecto y el presupuesto con el que cuentes. Pero ahora, gracias a la realidad virtual, la frase de “el único límite es la imaginación” está cerca de ser una verdad absoluta.

Por último, y para despedirnos hasta el próximo post, te recordamos que puedes suscribirte aquí a nuestro blog si te interesa el marketing ferial.

Deja un comentario